En este momento estás viendo Los sistemas de calefacción mas responsables

Los sistemas de calefacción mas responsables

¿Piensa aislar su edificio? No se apresure y compare los distintos sistemas de calefacción más ecológicos. El resultado: un trabajo exitoso, un confort óptimo y un ahorro energético real.

– PANELES SOLARES

Es la forma más ecológica de complementar la calefacción. La calefacción solar funciona con una energía totalmente renovable, incluso inagotable. Producida in situ, la energía solar no requiere ningún transporte.

Además, el 80% de la potencia inicial de los paneles solares fotovoltaicos está garantizada después de 25 años.

– CALEFACCIÓN DE MADERA

La calefacción con madera es ahora una actividad de larga duración. Las estufas y calderas actuales no tienen nada que ver con los modelos de hace unas décadas. La calefacción de leña moderna emite niveles muy bajos de partículas a la atmósfera, mucho más bajos que los combustibles fósiles. Su uso no tiene casi ningún impacto porque cuando se quema, sólo emite dióxido de carbono.

– BOMBAS DE CALOR

Las bombas de calor utilizan una energía no contaminante, gratuita e inagotable, ya que aprovechan el calor que se encuentra en el suelo, en el aire ambiente o incluso en el agua de una capa freática. Una bomba de calor le permitirá dividir su factura energética por tres de media. Este tipo de calefacción es adecuado para la calefacción y el agua caliente.

La bomba de calor no utiliza directamente petróleo, gas u otros combustibles fósiles. Por lo tanto, conserva los recursos naturales. Las emisiones de CO2 son relativamente bajas en comparación con una caldera convencional.

– LA CALDERA DE CONDENSACIÓN DE GAS

La caldera produce calor quemando gas natural. En una caldera estándar o de baja temperatura, los gases de combustión y el vapor de agua procedentes de la combustión del gas natural se liberan a la atmósfera. La caldera de condensación, en cambio, recupera estos humos, los enfría para crear vapor de agua y condensa este vapor para aprovechar su energía térmica.

Puede ahorrar hasta un 30% en su factura. Este ahorro energético también es bueno para el planeta.

– LA CALDERA DE BIOMASA INDIVIDUAL

Una caldera de biomasa individual funciona de la misma manera que una caldera convencional de gas o petróleo. Sin embargo, el combustible utilizado es la madera, en forma de troncos o pellets, por ejemplo. Estos sistemas de calefacción son económicos y respetuosos con el medio ambiente, ya que la madera es un recurso renovable y cuesta menos que los combustibles fósiles.